Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Cambiar los malos momentos por imágenes.


"-¿Y si pudieras volver atrás en el tiempo no cogerías todas las horas de dolor y tristeza y las cambiarías por… por algo mejor?+¿Cómo por imágenes, por ejemplo?-Sí, como una puesta de sol hawaiana o el Gran Cañón; cosas que te recuerden lo bonito que es el mundo."


Esta cita es de la gran película “Donnie Darko”, y esconde una gran verdad.
Son este tipo de reflexiones, que vemos escondidas en cualquier parte, aunque sea una película, y nos hacen pensar en el mundo que tenemos, y todo lo que significa el arte para él.

Si lo pensamos, desde el principio de los tiempos, y por muy mal que fueran las cosas, siempre el ser humano se ha ocupado de plasmar con el arte los momentos más bellos.

Aunque esto muchas veces fuera una vía de escape, una forma de dar rienda suelta a la imaginación para evadirse de la realidad. Es más, si lo pensamos la mayoría de los grandes artistas sufrían muchísimo. Eran personas incomprendidas que buscaban cierta inspiración en el dolor.

Yo creo que ser artistas es lo que finalmente les aliviaba. Les tenía que aliviar saber que, a través de sus cuadros, sus esculturas o sus fotografías, eran capaces de quitar el dolor a otras personas. De que alguien pueda mirar una obra de arte y pensar en lo maravilloso que es el mundo.

sábado, 3 de noviembre de 2012

El efecto mariposa.

Hay días que necesitas escribir, que necesitas desahogarte, aunque no sea con nadie en concreto, aunque no lo vaya a leer nadie, y no vayas a obtener respuesta alguna.
Hay días en que lo ves todo perdido. De repente tu vida ha cambiado por completo y no sabes el porqué. No entiendes como un mínimo acto, o cualquier tontería ha podido hacer que todo se de la vuelta.

Es el llamado efecto mariposa, que dice que el batir de las alas de este pequeño insecto en una parte del mundo puede formar un ciclón al otro lado de nuestro planeta. Y es que así es la vida. A veces solo hace falta un batir de alas más para que del todo se forme el ciclón. Para que llegue ese tremendo cataclismo que va a transformar del todo la vida de varias personas. 

En estos casos, quizás, lo más interesante no sea preguntarse el porqué, sino preguntarse el cómo. Buscar cual ha sido el batir de las alas de tu propia mariposa. Buscar que error has podido cometer que haya modificado tu mundo. Buscarlo y así no volver a hacerlo.

Porque cuando se encadena un ciclón no hay forma alguna de pararlo. Los ciclones giran y giran, arrasando cualquier cosa a su paso. Y es entonces, cuando tú te das cuenta de que ya no hay vuelta atrás.



"Días que necesitas dejarte llevar por una alegre apatía."