Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Ambiciones

El hecho de querer tenerlo todo, de querer abarcarlo con tus pequeños brazos. Tal vez todavía no te hayas dado cuenta de lo insignificante que eres en este gran mundo, que ,a su vez, sigue siendo algo inocuo en la inmensidad del universo. Muchas ganas, pocas posibilidades. Demasiadas expectativas, casi tantas como tus decepciones. Probar cosas, y darte cuenta de que quieres más, y de que ya no solo lo quieres, sino que lo necesitas. Casi de la misma manera que un drogadicto necesita su chute de heroína. Estás dispuesto a conseguirlo, a cualquier precio. ¿Codicia, avaricia, ambiciones, egoísmo....? Yo simplemente lo llamo apuntar alto ;)

lunes, 4 de octubre de 2010

I believe I can fly, I believe I can touch the sky...


Juega, canta, ríe, sueña, corre, grita, llora de alegría, ponte unos tacones, sal a la calle, bebe, fuma, baila como una posesa, haz deporte, supérate, superalos, calla bocas, haz que todo el mundo que dijo que no podrías seguir adelante tenga que tragarse sus palabras, consigue que la gente vea en ti un ejemplo, estudia, alcanza tus metas, estudia una carrera, trabaja, siente que con tu trabajo y con tu simple estar ahí mejoras vidas, disfruta, encuentra a tu persona ideal, a un compañero de viaje, experimenta, haz botar la cama, reparte vida, y consigue que los demás te den un poquito de la suya, descansa, jubílate, dedícate a hacer yoga, a construir ridículas maquetas de cochecitos o aviones, a ver como te sale barriga, a ver como cada día te queda menos, recoge los primeros dientes que se te caigan para no volver a salir jamás, observa como tu marido pierde el pelo día a día, pasa momentos en la mecedora del porche recordando viejos tiempos, asume como poco a poco todos tus amigos de la infancia van abandonando este bonito mundo, ya queda menos, termina el viaje, espero que hayas disfrutado de tu estancia en este camino que es la vida, espero que no te hayan quedado demasiadas cosas sin hacer, que no hayan quedado muchos te quieros sin decir, que hayas ayudado, hecho cosas buenas y que te vayas con la conciencia tranquila... Porque al final de todo nada importa: ni el dinero, ni la fama, ni la belleza, todo es efímero. Solo te van a recordar por el bien que hayas hecho; por aquellos buenos momentos; por aquellos malos momentos ajenos que soportaste como si fueran tuyos propios. Porque la vida son dos días y prefiero vivirlos feliz, ¿de que otra manera si no?

Errores

Me gustaría llorar, me gustaría gritar, me gustaría poder decir que fueron las circunstancias, me gustaría correr, me gustaría convencer a la gente de que no lo hice mal, me gustaría creer que no lo hice mal. Tantas cosas que me gustaría hacer, tantas cosas que haría para lavarme la conciencia, cosas que no servirían para nada. Porque lo hecho, hecho está. No va  a haber vuelta a atrás, no vas a poder rectificar, ya no puedes hacer nada, solo asumir las consecuencias, y corres, y corres, y sigues corriendo, tratando de escapar de algo que hace mucho tiempo que te ha alcanzado. Y gritas, y lloras, y te das cuenta de que es inútil, de que solo puedes preocuparte del presente, porque tu pasado es demasiado sucio para si quiera pensar en él. Y te das asco, y te miras, y evitas los espejos, y odias en lo que te has convertido, y ¿sabes lo peor? que no puedes cambiarlo.
Cada vez que le cuento un problema a una de las millones de personas que habitan en este mundo, ésta me repite lo mismo: un error lo tiene cualquiera.
Tienes razón un error lo tiene cualquiera, pero no cualquiera perdona un error.

domingo, 3 de octubre de 2010

Silence is shouting.


No necesitas razones, ni motivos, ni prisiones; no necesitas dejar de ser tu misma, nunca; tampoco necesitas esconderte bajo algo que no eres, ni aparentar lo que jamás ha sido, ni será.
¿Por qué ceñirse a los esquemas? ¿Por qué seguir las reglas? ¿Por qué hay cosas que se catalogan como normales y otras no? ¿Quién decide que es lo normal y lo natural? ¿Una religión, una comunidad? ¿Una filosofía, tal vez? ¿Platón, Kant, o Aristóteles? ¿Las niñas tontas que visten de rosa, o mejor los tios que te piden un euro para el autobús? ¿Realmente importa lo que piensen? ¿Realmente importa lo que debes o no debes hacer? ¿Realmente importa si alguien lee alguna vez esto?
No importa nada, importas tú; tú y tu conciencia, ¿una respuesta a todos los porqués? PORQUE ES TÚ VIDA, y ya nada más importa.