Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 30 de enero de 2011

Respuestas sin preguntas.



Y entonces de repente lo entiendes, estás viendo una película, leyendo un libro, ves un anuncio, o a lo mejor un cartel por la calle, cualquier tontería, algo que te hace comprender que en la vida todo son señales, que todo va a ir bien, que eso que tanto te ha preocupado va a tener un final feliz, quizá no el final que tu esperas y que seguramente habías soñado miles de veces, pero lo que sí es seguro es que será justamente el final que tu vida necesita.

No es necesario pasarse la vida pensando en cómo será nuestro futuro, en qué carrera hacer (o en incluso si vas a hacer una carrera), si vas a acabar en un despacho o debajo de un puente, si vas a casarte o a acabar en una mecedora rodeada de gatos, si vas a tener hijos que te acaben metiendo en una residencia… La cosa no va así, es mucho más sencillo que todo eso, es más fácil que pasarse horas y horas en un sillón intentado pensar qué hacer con tu vida. Se trata simplemente de seguir las señales que se te ponen en el camino y hacer poco a poco lo que finalmente será TU VIDA.



lunes, 24 de enero de 2011

El gran teatro de tu vida.

¿Amistad?, ¿amor?, ¿popularidad?, ¿fama?, ¿dinero?, ¿éxito?, ¿un largo etc de otras cosas? ¿En qué radica la verdad? ¿Como sabemos si algo es realmente verdadero? ¿Enserio podemos fiarnos de lo que vemos y aparentamos?
El otro día salí de fiesta y es que hay momentos en los que, por mucho que las circunstancias no acompañen, tú simplemente no puedes dejar de darle vueltas a la cabeza, y fue en ese justo instante en el que vi todo con claridad. Millones de personas en una discoteca, a presión, eso parecía más un ritual que una noche de diversión.
¿Las chicas?, algunas iban arregladas, con sus tacones y su máscara anti-sustos también llamada ocho kilos de maquillaje y/o colorete; lo malo era el otro extremo, aquellas que iban tal y como se denominaría ahora "casuales", chicas que seguramente hayan pasado como mínimo tres horas intentado ponerse algo con lo que parezca que realmente han cogido lo primero que ha salido al abrir las puertas del armario. Chicas que probablemente se hayan planchado el pelo, pero que luego lo han recogido minuciosamente en un moño, dejando caer justamente los pelos exactos para que parezca que lleva el mismo peinado desde que se ha levantado. Ellas lo tienen fácil, con menearse un poco, poner ojitos y sonreír ya tienen el trabajo hecho.
¿Los chicos? Perdón, retiro lo de chicos, prefieren que nos refiramos a ellos como "hombretones!". Cada uno cumple su papel, como es de esperar, pero ¿y cuál es su papel?: consiste en un ritual de cortejo muy simple, se acercan poco a poco tras un intercambio de miradas, con aire de "ehh nena, cuidadito conmigo que soy muy macho pero tengo un punto sensible que va a conquistarte", tras eso pasan a la fase perreo que consiste en que cuanto más arrimen y restrieguen sus orgullos
(o vergüenzas, según se mire) mejor. Acto seguido se aproximan en el plano personal, con frases estereotipadas que seguramente sacaran de películas o de series de televisión.

¿Lo peor de todo? Que las chicas asentimos, sonreímos y seguimos el rollo, ¡no es que seamos tontas, claro que no!, simplemente sabemos lo que queremos y lo tenemos asumido, y para algo de una noche es mucho más fácil seguir el rollo, el gran teatro que se lleva a cabo todas las noches de jueves, viernes y sábados. Cada uno interpreta su papel, hay millones de ellos, la inocentona, la simpática del grupo, el cachas y chulito, el feo pero simpático, el friki sensible....


Este mismo juego de rol se traslada a todos los ámbitos de la vida, los estudios, el trabajo, la amistad, puede que un futuro matrimonio, TODO. ¿Quién no ha observado detenidamente un grupo de amigos?, todos estereotipos, a unos les toca sonreír cuando no quieren, a otros montar follón continuamente para que la "amistad" siga teniendo un poco de vidilla....

TODO mentira, es como jugar a un juego al que todos juegan pero que realmente ninguno sabe jugar, porque no somos los jugadores, tan solo somos las fichas. Es como tirarse a un rio y pensar que estas nadando, pero solamente te estás dejando llevar por la corriente...

jueves, 20 de enero de 2011

KARMA.

¿Han pensado alguna vez en ese tío que solo comete malas acciones y se pregunta por qué su vida es una mierda? Pues así soy yo, cada vez que me pasa algo bueno está a punto de pasarme algo malo. ¡EL KARMA! Así me di cuenta de que debía cambiar. He hecho una lista de mis malas acciones y voy a enmendar todos los errores que he cometido a lo largo de mi vida, intento ser mejor persona.


¿Tan solo una serie de televisión en la que dos tontos no paran de meterse en líos? Desde luego no lo creo. Es imposible que en esta vida, tan compleja, tan llena de piezas que casi parece un puzle sin solución, todo pase porque sí. No tendría lógica alguna que al fin y al cabo aquellos que hayan llevado una buena vida ayudando y contribuyendo al mundo en general acabaran exactamente igual que aquellos que solo han servido para hacer de este planeta un lugar peor. Tiene que haber un cierto orden, un cierto equilibrio, el ying y el yang…

Todo tiene un motivo, incluso las peores cosas que puedan pasarte. Tan solo hay que dejar de hacerse preguntas de vez en cuando, dejarse llevar, pues aunque haya un motivo a lo mejor no estamos preparados para saber cuál es. Es la gracia de la vida. Quizás todo lo malo vuelva dentro de unos años en forma de sonrisas. Es una posibilidad, puede ser cierto o no, pero desde luego la raza humana necesita creer en algo, poner esperanzas para que la vida cobre sentido, y yo creo en mi propia religión, mi dios karma…

miércoles, 19 de enero de 2011

Teenage dream.

Hay días en los que te despiertas y tienes esa extraña sensación, esa vocecilla en tu cabeza que no para de repetir "hoy no es tu día". Y así, con todo el mal humor del mundo, te levantas, te vistes a regañadientes, te lavas la cara con una fuerza descomunal (como si por frotar más fuerte fueras a coger un mejor color o a desaparecer del mapa) y sales corriendo hacia la calle, porque encima resulta que llegas tarde y que cuando has cerrado la puerta y ya estás dentro del ascensor te das cuenta de que se te ha olvidado algún trabajo importante o las llaves para volver a casa. Y por si no podía ser mejor el día, al salir tú vas y te tropiezas, y miras a todos lados pensando si alguien te habrá visto y lo mal que has quedado... y así sucesivamente, cada mañana, cada día, los 365 días del año durante el resto de tu vida.


Pero por la tarde, cuando ya ha pasado gran parte de la jornada y tú has descargado gran parte de tu mala leche acumulada, de repente sonríes. Vas por la calle caminando, tú y tu soledad, y simplemente SONRIES, tal vez solo por escuchar a un músico con un acordeón y sentirte como Julia Roberts en Pretty Woman paseando por Beverly Hills; o a lo mejor has visto a una pareja de niños de trece años que caminan a ocho metros de distancia mirándose con cara de vergüenza y de no saber que decir...

Hay millones de cosas que pueden hacerte sonreír, solo se trata de encadenar unas con otras, un día con otro, durante el resto de tu vida, tan solo es una técnica de supervivencia.

Porque la vida es un banquete y la muerte es el postre.

Teenage dream-Katy Perry.

sábado, 8 de enero de 2011

Para mí es como un rompecabezas lo que para tí es de cajón.

Si te paras y miras a tu alrededor es probable que llegues a muchas conclusiones, es por eso que vivimos la vida corriendo, sin pararnos, con un plan tras otro, sin observar y analizar los comportamientos que nos rodean.
Y no puedo hacer otra cosa que intentar echarle la culpa a algo o alguien. Definitivamente la culpa es nuestra, aunque no queramos verlo como tantas obviedades, y me explico:
-¿Las películas? Con final feliz porfavor, y a ser posible de amor, cuanto más irreales mejores, que de esta forma conseguimos olvidarnos de que la vida no es así de bonita.
-¿Los libros? Sería una tontería leer cosas importantes, libros realmente sustanciosos escritos por eminencias, es mucho más fácil que toda la masa se lea los best sellers, que al fin y al cabo hablan de los mismos temas que a todos nos vuelven locos: un poquito de acción, intriga, amor (como no) y final feliz que te haga echar la lagrimita. Así nos olvidamos de que nuestra vida no es tan entretenida como nos gustaría que fuese.
-¿Los anuncios? Chicos altos, guapos, impresionantes; chicas delgadas, con unas poquitas curvas, largas melenas y ojazos. Nos pasaremos el resto de la vida diciendo: "si, si, tu novio le da un aire a aquel chico tan guapo que salía en el anuncio ese de...", cuando en verdad no somos capaces de querer a una persona por su físico, sino por el parecido y la idealización hacia una persona que ni siquiera existe. No hay personas perfectas, por mucho que queramos evitar llegar a esta conclusión.
Y así una larga infinidad de cosas... ¿No es ya hora de abrir los ojos?. La vida no es bonita, es complicada; el amor no es fácil, está lleno de engaños, de complicaciones y de imposibles; las personas no son perfectas, y querer solo es querer a los defectos.
El ejemplo perfecto para realmente asimilar todo esto es sentarte en un autobús y ver pasar a la gente. Hay de todo: amas de casa regañando a sus niños como unas locas, ejecutivos que no se despegan de las blackberrys y no paran de mirar el reloj, chicos adolescentes que no paran de mirar curiosamente a chicas que llevan ocho kilos de maquillaje y rayas en el ojo que llegan casi hasta las orejas, personas mayores con los ojos cansados de la vida que dejan poco a poco atrás...
Y esa es la vida, un sin fin de engaños que no estoy dispuesta a que me lleven por delan
te, porque para dejarse llevar ya está la masa, y no es pesimismo, es de un realismo que asusta... ;)