Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 8 de junio de 2012

Y es que la pena nunca vale la pena.


Suelen tachar de inmadurez la manera que tienen algunas personas de esquivar los problemas, de seguir actuando como si no pasara nada. Suelen decir que esas personas viven en un mundo irreal, que no quieren afrontar la vida. También hay gente que dice que estas personas son frías, que parece que nada les afecta y que son seres inhumanos y sin sentimientos.

Hay muchos puntos de vista en la vida. Todo es relativo. Sin embargo, creo que en estos casos se está cometiendo un error. Que no se reconoce la valentía de estas personas, que éstas son las más maduras, las que en vez de encerrarse en sí mismas, siguen adelante con una sonrisa siempre, dando ejemplo al mundo, estando orgullosas de ser lo que son. Problemas va a haber siempre a lo largo de la vida, al igual que ésta está llena de cosas maravillosas que nos sorprenden día a día y nos hacen sonreir. Si esto es así, ¿por qué la gente critica la frialdad? ¿acaso quieren autoexcusarse en la pena ajena? ¿pretenden afirmar su felicidad a través de ver como los demás están mal? No entiendo nada.

A veces pienso que las personas somos seres incomprensibles. Que esconde más una sonrisa que una lágrima.


"Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano" 
Martin Luther King 

Nadie más - Pignoise


Que siempre hay algo de luz en la oscuridad.

1 comentario:

  1. a veces una sonrisa esconde muchísimo más que una lágrima y las personas no deberían prejuzgar de esa manera porque realmente no se llega a conocer a nadie y, sobre todo, no se llega a conocer su historia y lo que hay detrás...
    nos quedamos con lo que vemos, que suele ser más bien poco.
    por segunda o tercera vez en la vida estoy de acuerdo contigo, me parecen mucho más inmaduras las personas que no dejan de quejarse de sus problemas pero después cuando les conviene los apartan.
    Hay otras muchas que siempre corren con su gran sonrisa y diciendo tonterías pero la gente ni se imagina la carga que llevan a sus espaldas.
    Solo tenemos en cuenta lo que vemos, somos muy desconsiderados pero... qué se le va a hacer? es tan complicado a veces, más que nada porque no depende de nosotros.
    sabes que te aprecio mucho y aunque no lo creas te leo y espero seguir haciéndolo este verano desde el otro lado del mar hasta que volvamos a vernos en septiembre. No sé por qué me ha dado por escribirte hoy, pero hala, ahí te lo dejo jaja
    aquí la melillense te manda un abrazo (L)

    ResponderEliminar